Felicidades: hoy fuiste mamá por primera vez!

Hace tres días celebrabamos que los mellizos cumplían ocho meses y hoy volvemos a estar de fiesta en casa, pero de fiesta por todo lo alto, porque un 16 de enero de hace siete años nacía nuestra primera hija y con ella fuimos papá y mamá por primera vez. Fue sin duda, un momento especial que nos unió aún más como pareja y trazó el horizonte de lo que iba a ser nuestra vida desde entonces. Quiero con este post poner muy en valor a mi chica, que es una mamá estupenda y un día como hoy “fuiste mamá por primera vez!”

horizonte de papás primerizos

Foto de Rietje Swart distribuida con licencia CC-BY-SA-2.0

Eran las 10:35 de la noche y entrábamos en el hospital porque el parto estaba en marcha. La casualidad, o no, quiso que esa noche ninguna mamá más ingresara para dar a luz y que fuéramos los únicos en esa planta del hospital. Todo sucedió a un ritmo y circunstancias agradables, aunque luego supimos que podían ser mucho mejores. A las 6:35 de la mañana del 16 de enero nacía nuestra peque mayor, que ahora cumple siete años.
Sigue leyendo

#LoMejorDel2012

Cuando esta mañana me propuse resumir que fue lo mejor del 2012 pensaba que en un par de tweets podría hacerlo, pero en cuanto me he puesto a enumerar en seguida me di cuenta de que sería complicado. Así que abrí el editor del blog y decidí poner fin a 6 meses de silencio.

Sin duda, el ranking está encabezado, a una distancia abismal del resto, por el nacimiento de mi segunda y tercer hijo. Los mellizos vinieron al mundo un día de mayo que comenzó a las siete de la mañana y nuestra habitación se convirtió en el lugar más especial de la tierra. Ahora balbucean a mi lado mientras escribo y son, ella y el, dos personitas encantadoras.

Sigue leyendo

Llanto inconsolable, nervios y una mentira

No soy un padre perfecto, idílico. Trabajo para serlo, pero a veces pierdo los nervios y aunque después me arrepiento van quedando pequeñas marcas que son difíciles de olvidar. Es importante pedir perdón y saber hacerlo.

Hace unos días los mellizos tuvieron una de esos días donde el llanto es inconsolable y por mucha teta, abrazos, caricias, no existe forma de calmarlos, donde se ponen a prueba la calma y el sosiego. Al llegar la noche la situación comenzó a desbordarme, sobre todo porque veía a mi pareja agobiada con los mellizos en la teta, sin un descanso. Así que de marugada perdí los nervios y planteé que, si lo que necesitaban no era alimento, yo les podía dar el consuelo que buscaban.

Sigue leyendo

Volver a trabajar

Ayer viernes se terminó mi baja por paternidad y volví a trabajar. Comencé fuerte con una reunión con clientes importantes fuera de mi ciudad.

Antes del nacimiento de los mellizos no me planteaba como sería mi reincorporación al trabajo. No pensaba que pudiera tener connotaciones traumáticas, pero las tiene. Me imaginaba que sería incluso agradable pasar unas horas fuera de casa, en contacto con esa otra vida que sucede entre la oficina y los amigos.

Sigue leyendo

Derrepente el miedo me derrumbo

Los mellizos nacieron con 3200gr. ella y 3250gr. él, pero a los cinco días ella estaba en 2770gr.. y desde ese momento no ganó peso; además, pese a expulsar el meconio a las 48h. no ha vuelto a hacer nada.

Mi actitud hacia los problemas suele ser positiva y de superación, pero esta vez veía la peque tan indefensa que me partió el alma pensar que le pudiera pasar nada malo. Y pese a que me propuse que delante de mi mujer no mostraría esa debilidad, para no condicionarla y no preocuparla, la verdad es que el miedo me pudo y me derrumbé.

Sigue leyendo