Llanto inconsolable, nervios y una mentira

No soy un padre perfecto, idílico. Trabajo para serlo, pero a veces pierdo los nervios y aunque después me arrepiento van quedando pequeñas marcas que son difíciles de olvidar. Es importante pedir perdón y saber hacerlo.

Hace unos días los mellizos tuvieron una de esos días donde el llanto es inconsolable y por mucha teta, abrazos, caricias, no existe forma de calmarlos, donde se ponen a prueba la calma y el sosiego. Al llegar la noche la situación comenzó a desbordarme, sobre todo porque veía a mi pareja agobiada con los mellizos en la teta, sin un descanso. Así que de marugada perdí los nervios y planteé que, si lo que necesitaban no era alimento, yo les podía dar el consuelo que buscaban.


Y, además de ya expresar bastante agresividad en mis palabras, cogí al mellizo con una mano de una forma un tanto brusca y me dirigía a salir de la habitación cuando mi pareja me llamó la atención sobre mi comportamiento. Me hizo ver que estaba fuera de mi, que no debía tratar así a ninguno de nuestros hijos por muy extrema que fuera la situación. Su llamada de atención me dolió, como duelen las verdades que nos descubren a nosotros mismos, sin tapujos, sin ocultación.

En ese momento mentí. Le dije que no había sido brusco, que no lo sentía así, que exageraba. Mentir aún me hizo sentir peor; así que, salí de la habitación e intenté consolar al bebé cantando, acariciándolo. Cuando se relajó un poquito volví a la habitación le cambié el pañal y volvió a la teta, más tranquilo. Pero yo no estaba en paz y los remordimientos me podían.

Esa noche pasó y llegó la mañana y los mellizos se tranquilizaron y nos encontramos en nuestra cama mi pareja y yo. Le pedí perdón por perder los nervios, por no ser capaz de asumir ante ella mi estado. Nos abrazamos.

Se que tendré que volver a hablar con ella de lo sucedido, sobre todo después de que lea este post, pero estoy tranquilo porque se que no volverá a suceder.

Anuncios

17 pensamientos en “Llanto inconsolable, nervios y una mentira

  1. post muy sincero, asumir los errores es de valientes y rectificar es de sabios. Desde luego el llanto inconsolable saca de quicio… es difícil y no todo el mundo lo cuenta pero hay situaciones limite. Lo importante es reconocer que no volverá a ocurrir. Besos!

    • Y tanto que no volverá a ocurrir, las palabras de mi pareja fueron un dardo en mi cerebro y mis sentimiento agudizaron todo.
      Ahora ya no ocurre, ahora hasta la melli es capaz de dormir conmigo, que solo le ofrezco compañía 🙂

  2. Buenas caballero.

    Cuando lees una entrada y te sientes identificado solo queda aplaudir al que lo ha escrito. Creo que todos tenemos esos momentos que nos puede la situación, yo soy uno de ellos, y lo mejor es reconocerlo y solucionarlo.

    Es difícil, sobre todo en algunos momentos puntuales como el que explicas.

    Nunca, pero nunca, debemos olvidar que somos humanos.

    Un abrazo y enhorabuena por la sinceridad 🙂

  3. Ole papa! acabas d tocar el tema de la semana en mi familia! papa tambien lleva unos dias muy nervioso con un tono agresivo q esta fuera de lugar y cuando se lo digo encima se pone a la defensiva conmigo, el ha dado un paso importante q es reconocer sus errores y pedir perdon asi q estoy segura q cada dia estamos mas cerca de la solucion o al menos eso espero xq yo sin su apoyo incondicional no me veo capaz de sacar esto adelante.

    • Reconocer los errores fue lo que a mi me sirvió para cambiar el chip. Quería protegerla pero me equivocaba de formas. Ahora es todo un poco mas fácil: hasta la melli que solo dormía en la teta, se duerme ahora en mis brazos.

  4. A mí también me pasó eso una vez, entonces estaba sola con la niña, y se puso a llorar aun mas desconsoladamente, como si supiera que yo estaba cabreada, como si pensara que ya no la quería. Sentí romperme por dentro y la abracé todo lo fuerte que pude. Entonces Amaya pasó sus pequeños bracitos por mi cuello y me abrazó.
    Estaba claro que eres un buen padre aunque es normal que todos perdamos los nervios alguna vez, pero ahora tengo clara otra cosa, que detrás de un gran hombre hay una gran mujer.
    Enhorabuena.

  5. Yo me ví en una situación similar… Después de intentar decirle por enésima vez que no gritara que iba a despertar a la bebé, ocurrió lo inevitable, el niño cantando y la nenita llorando por la despertada :-(, me volví hacia él y le hablé con una rudeza muy atípica en mi y cuando ví sus ojitos mirandome pero sin alcanzar a entenderme y empezó a llorar… lloré yo también. Me prometí nunca más hacer algo así. Sentí que si hablara me habría dicho ¿Mami, porqué me asustas?… Terminamos con lágrimas en los ojos y ellos los dos llorando y yo abrazándolos a ambos a ver si uno se calmaba y la otra se dormía. Ahora cuando pierdo el control más bien me alejo del bebé y pellizco una almohada ó muerdo un cojín ó hago algo distinto para “descargar” mi malestar (nunca gritar ni pegar, sino algo más bien disimulado). Me ha funcionado de maravilla.

  6. Eres muy valiente y gran hombre al reconocer tus errores y querer reparar la situación; nadie es perfecto y perder los nervios creo que nos ha pasado en menor o mayor medida a todos los que somos padres… Lo positivo es reconocerlo y pedir perdón como lo haz hecho tu.. Te felicito.. Es mas que un gran paso… Ojalá todos los adultos fuésemos capaces de reconocer nuestros errores y pedir perdón… Así seria una mejor sociedad 😉

  7. Tranquilo todos perdemos los nervios en situaciones similares, nuestro peque tenia intolerancia a la proteina de la leche y no lo sabiamos, lloraba desconsoladamente después de cada toma y yo y mi pareja tuvimos momentos muy duros en los que no eramos precisamente razonables y tranquilos.

  8. Yo también estoy de acuerdo en prácticamente todo lo que te han dicho, eres un valiente por reconocerlo y JOOOOER ¿quién no ha perdido alguna vez los nervios sin saber que hacer antes un bebe llorando?, sobre todo si es un llanto inconsolable como el que describes, creo que a todos nos ha pasado (inclusive a las madres), ya que a mi también me ha pasado, hasta en un momento dado yo me puse a llorar junto con mi hija de la desesperación de no saber que le pasaba… (luego descubrí que eran los temidos y malditos cólicos).
    Así que mi más sincera enhorabuena por el post!!!!

  9. Me ha gustado simplemente porque por desgracia es una situación que se puede dar pero que es complicado reconocer, a nivel personal y social.

    Gracias una vez más por mostrar los sentimientos que un padre y una madre viven gracias a la experiencia de la paternidad y maternidad.

  10. La situación me ha sonado familiar. A veces los nervios son traidores, si no conseguimos controlarlos se puede tratar al que tenemos cerca con agresividad. La gente te dirá que es normal ( y por desgracia lo es, ojalá no lo fuera) y que no pasa nada (si no se vuelve a repetir, así es) pero recuerda valorar, respetar siempre y controlarte mucho en esos momentos de caos. Animo papá digital, nadie es perfecto y pedir perdón es muy humano. Ya verás que con los siguientes lloros inconsolables te mantienes calmado.

  11. Ante todo somos human@s y efectivamente para nada perfectos, además no es fácil el proceso de adaptación a una nueva vida con un/a bebé, o en este caso dos. Aunque EL AMOR POR ELL@S LO PUEDEN TODO y contar con el apoyo de una pareja no tiene precio. Ánimo que éstas situaciones deben servirnos para fortalecer la PACIENCIA, que pienso que es un pilar fundamental para educar a l@s niñ@s y además desde muy pequeñ@s en situaciones como la que has narrado. Saludos.

  12. yo tambien he perdido la compostura alguna vez… Chloe lloraba mas de 8 horas diarias , dia tras dia , noche tras noche , la desesperacion de verla llorar , la falta de sueño , el nerviosismo pasan factura , hasta el punto de dejarla en la cuna llorando mas de 5 minutos .. haber si asi callaba o yo me volvia loca ,

    Pero reconocerlo es de valientes , nadie lo quiere asumir , nadie se quiere dar cuenta de que eso no se hace asi , y pretendemos taparlo con escusas . Pero tu no , eres ejemplar , pero no perfecto , no te puedes exigir no ponerte nervioso o enfadarte , no puedes pretender ser frio como el hielo , pecar es de humanos y reconocerlo de sabios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s