¿Cómo ser una mamá cruasán? No gracias

Cuando acepté la propuesta de Madresfera para participar en su Salita e lectura no sabía bien donde me estaba metiendo, hacer crítica de un libro supone leer con una visión crítica que no había experimentado hasta ahora, salvo con publicaciones técnica relacionadas con mi trabajo. Muy al límite del plazo que teniamos para publicar la reseña, incluso ligeramente superado, publico mi visión sobre este libro titulado “Cómo ser una mamá cruasá” y ya avanzo: nada recomendable.

Cómo ser una mamá cruasán
La autora, Pamela Druckerman, es una periodista norteamericana que relata como el hecho de residir en Francia, concretamente en París, le hace ver su embarazo y la crianza desde un punto de vista casi antagónico al planteamiento que se realiza en su país. Parte del convencimiento de que las madres norteamericanas optan por un parto y crianza natural y que en Francia esto está superado y se da a luz y se crian a los hijos mejor. Y esta afirmación ya es la primera que me llama la atención y me coloca en alerta: nos dice que los más de 300 millones de habitantes de Estados Unidos tienen una forma de crianza similar y que los más de 66 millones de franceses también crian a sus hijos bajo un mismo enfoque. Esta generalización es tan brutal que me hace dudar de ella. Reviste todo el relato de estudio científico, salpicado con citas y menciones de profesionales de todo tipo, pero en el fondo basa todo su conocimiento empírico en cómo prepararon el parto y cómo crian a a sus hijos sus amigas y conocidas en París; un conjunto uniforme de mujeres de clase media alta con residencia en París.

El libro va tratando en cada capítulo un tema. Cuando habla del parto pone como ejemplo una pareja donde ella, norteamericana, desea un parto sin violencia, bajo criterios de no intervención y él, francés, cree que su mujer está loca por no querer epidural y parir sin estar tumbada en una cama. Para rematarlo se aporta las palabras del ginecólogo que le explica que no vivimos en la jungla para sufrir en el parto y que ella va a parir tumbada y con las piernas en alto, por que así el está más comodo. Ufff… tuve que cerrar el libro y resistir la tentación de dejar de leer. Aporta datos estadísticos sobre el uso o no de la epidural en Francia: el 99% de los partos son con epidural y el 1% restante son americanas locas.

Así, capítulo a capítulo va tratando los temas propios en la crianza de los hijos y partiendo de sus ideas de crianza natural las desmonta y acaba haciendo apología de prácticas que personalmente me parecen odiosas. No voy a detallar cada uno de los capítulos, pero si quiero detenerme en el que dedica al sueño. La autora cuenta como las madres francesas le pregunta de forma muy habitual si su hijo ya duerme toda la noche; se lo preguntan ya desde el mes de vida. La autora se queda contrariada, por supuesto su bebé se despierta por la noche y lo atiende en cada despertar, porque “decubre” que el 100% de los bebés franceses (lo de las generalizaciones absurdas es una constante en todo el libro) duermen toda la noche desde muy temprana edad; indica que a los padres franceses hasta les parece que adquirir el hábito del sueño sin interrupciones a los cuatro meses es tarde. La autora cuenta que su error fue no darse cuenta de que el sueño sin interrupciones de los bebés es un proceso de aprendizaje y que los padres franceses lo tienen tan interiorizado que hasta se sorprenden de que sea así. Por supuesto niegan que se aplique ningún método estilo Ferber (método Estivill en España) y hasta les horroriza. La autora desvela el gran secreto del sueño de los niños franceses: La Pausa. Esta pausa consiste en dar un tiempo al bebé a que encuentre el sueño nuevamente por sí mismo antes de acudir corriendo a consolarlo. En teoría parece que no es descabellado y gran parte de ese capítulo se dedica a justificar científicamente la cuestión del sueño como aprendizaje, pero cuando entra al detalle sobre “La Pausa” se descubre que aún es más cruel que el método Ferber o Estivill; ya que según le cuentan a la autora ante el primer despertar se debe acudir a consolar al bebé, haciendo esa pausa antes de ir, ofrecerle consuelo con un chupete o algo así y después en los siguientes despertares ya no acudir más. Me quedé perplejo, en el libro se justifica diciendo que al acostar a un bebé y en ese primer y único consuelo se debe explicar al bebé que tiene que dormir toda la noche y que el bebé lo comprenderá. Soy partidario de verbalizar, pero este uso es una mera justificación para los padres. Las autora decide poner en práctica este método y cuenta que todo un éxito, que su bebé de meses desde ese día duerme toda la noche sin despertar. También cuenta que la primera noche lloró el bebé en su cuna un cuarto de hora hasta caer rendido y que la segunda fueron 7 minutos, pero después ya durmió bien. Ufff… ufff… y ufff… Ese bebé no “aprendió a dormir” aprendió a que su llamadas no son atendidas. Convendría hablar aquí del apego, del establecimiento del vínculo seguro.

No puedo recomendar el libro, de hecho pasa a mi lista negra.

[El blog invitado] mamá sin complejos

No es fácil estar al día respecto a los que se va publicando en los blogs sobre maternidad y paternidad. Esta sección pretende dar visibilidad a esos blog que habitualmente leo. Espero que este blog invitado sea de vuestro interés y lo sigáis porque siempre aporta artículos en los que podemos aprender algo.

El blog invitado es mamá sin complejos. Su autora, Belén, es una mamá psicóloga, ama de casa, estudiosa inquieta, trabajadora, cocinera… y como ella misma dice “una mujer con mil facetas, pero todas apuntan a un único punto, mi hijo”. Además la podéis seguir en Twitter como @mamasncomplejos, donde además de informar sobre las novedades en su blog, también dialoga sobre cuestiones que afectan a la crianza de nuestros hijos.

[El blog invitado] mamá sin complejos


La temática del blog gira en torno a la maternidad y la crianza. En palabras de la propia autora:

En este blog podréis leer mis reflexiones, las experiencias que la maternidad me brinda, cómo me reinvento cada día para poder estar a la altura de una imparable criatura, mi visión de la crianza, el apego, la educación ….. Pero además podréis encontrar información sobre lactancia, duelo perinatal o hidrocefalia (la enfermedad que tuvo mi hijo al nacer).

Además cuenta con una sección en la que papá sin complejos expone su punto de vista y es también muy interesante. Aunque es verdad que desde hace algún tiempo no publica nada y quiero aprovechar para animarle a que vuelva a publicar.

Escucha activa: las emociones primero

La comunicación con nuestros hijos es un asunto que debemos cuidar. Por ello es buena idea disponer de recursos y herramientas que faciliten la relación con ellos. Una de estas herramientas es la escucha activa: se trata de escuchar a los niños intentando comprender lo que nos dicen, lo que sienten.

Cuando un niño revela un problema o cuando manifiesta sus sentimientos es importante ser capaces de adoptar una actitud abierta y empática que facilite la comunicación y permita entender que está sintiendo. Es importante porque un niño que encuentra la ayuda adecuada para resolver los problemas y conflictos que le afectan encuentra equilibrio mental y confianza en sí mismo. Se evitan así frustraciones y conflictos que dañan el desarrollo normal.
Sigue leyendo

Límites y crianza natural

Desde poco después del nacimiento de los mellizos acudimos a un grupo de crianza que está guiado por pedagogas que basan todo su trabajo en la crianza con apego. En este grupo se plantea un tema en cada sesión y todos participamos compartiendo nuestras experiencias y nuestras dudas.

Lo primero que se planteo en el grupo fue que los límites son necesarios para la correcta crianza de nuestros hijos. Y no se trataba de una afirmación simple y fácil de asumir en un grupo de crianza con apego, donde los papás y las mamás estamos acostumbrados a no intervenir demasiado en el desarrollo de nuestros hijos. Así que, ante el pequeño revuelo que se generó, una de las pedagoga que dirige el grupo definió los límites como:

El entorno seguro que permite el desarrollo físico y emocional en libertad de nuestros hijos.

Sigue leyendo

Canciones para los mellizos

Junto a nuestra doula pasamos gran parte del puerperio y ella nos proponía juegos, ejercicios, etc que nos podrían ayudar en la recuperación post-parto y en la crianza de los mellizos. Una de sus propuestas fue que compusiéramos una canción para los recién nacidos. Sería una canción que los describiera física y emocionalmente. Un regalo que los acompañaría en la infancia y que se la recordaría el resto de su vida. Para que no se hiciera tan duro nos comentó que podíamos usar la música de alguna canción que ya existiera. Dicho y hecho, para la melliza usamos la música de “Nothing’s gonna change my world” de The Beatles y para el mellizo “Quince años tiene mi amor” de El Dúo Dinámico. Las letras por supuesto son originales escritas por nosotros.

Sigue leyendo

Sobre niños, perros y gatos

Que la presencia de perros y gatos en casa cuando tenemos un recién nacido no es un problema queda constatado por el estudio Lifetime dog and cat exposure and dog- and cat-specific sensitization at age 18 years. No sólo no es un problema, sino que se puede apreciar que recién nacidos que conviven con mascotas, en el estudio perros y gatos, muestran una menor riesgo de ser sensibles a los animales con los que convivieron.

sobre niños, perros y gatos

Foto de Jean in TX distribuida con licencia CC-BY-NC-2.0

Comento en primer lugar el estudio, por que a pesar de que quienes convivimos con animales en casa eso lo intuíamos, parece que un estudio científico es mejor referencia para que otros papás y mamás pierdan el miedo a que sus perros o gatos les causen algún tipo de alergia a sus bebés.

Sigue leyendo

[El blog invitado] 1 mamá para 2

En la anterior entrada de esta sección os presentaba Somos Múltiples, uno de mis blog sobre gemelos favorito.Y ahora os presento el blog de una mamá de mellizos que fue el primero que conocí al saber que con mi chica esperaba mellizos y sigue siendo uno de los blogs que primero leo cuando tengo un momento para ponerme al día con la bloguesfera maternal y paternal.

La autora de 1 Mamá para 2 es una mamá de mellizos prematuros que a través de su blog comparte sus experiencias y desde Twitter, como @1mamapara2, siempre está dispuesta a informar y ayudar sobre la lactancia y en especial la lactancia en múltiples.

1 mamá para 2: mellizos prematuros

Lo primero que podemos leer en el blog es una declaración de principios…

…he encontrado la felicidad y el equilibrio en esta aventura que es su crianza, a través de este blog compartiré mi propia experiencia con todos aquellos que comiencen la misma aventura intentando que sus vidas sean un poco más FELICES.

Fue efectivamente uno de los primeros blogs que leí en cuanto supe que nuestra segunda hija venía acompañada de nuestro tercer hijo. Lo encontré al buscar información sobre lactancia con mellizos, estabamos realmente preocupados sobre como sería dar el pecho a dos a la vez. Conocer su experiencia, su valentía, su fuerza nos ayudó a comprender que es posible, que podría ser duro, pero que es posbible.

Mi experiencia en la lactancia materna ha sido un largo camino lleno de piedras en sus inicios, me explico, en primer lugar me hicieron cesárea en la semana 35+5 y los niños nacieron con bajo peso, así que tuvimos que estar 18 días en la incubadora, no tenían fuerza suficiente para mamar, así que tenía que sacarme la leche con saca leches y darles en bibe, tardaron 2 meses y medio en coger el pecho y dejar el biberón, tuve un par de mastitis…
Pude superar todos estos problemas con muchísima paciencia, amor y leyendo mucho, sobre todo a Carlos Gonzalez, creo que su libro “Un regalo para toda la vida” es un esencial para una madre que piense dar el pecho.

Os recomiendo, sin duda, que os suscribáis a este blog, que sigáis a su autora en twitter.