Cereales para bebés: ¿los hacemos en casa?

Cuando llegó el momento de integrar los primeros alimentos sólidos con la lactancia, pensamos que la mejor opción sería preparar todas las comidas de nuestros mellizos en casa. De esta forma tenemos un control absoluto sobre la calidad de los ingredientes y del proceso de elaboración. También es cierto que guardamos algún potito en la despensa para casos en los que no podemos tener nada listo cuando los mellizos lo necesitan, pero es excepcional la ocasión en que recurrimos a ellos.

La alimentación de nuestros hijos

Para informarnos tomamos como referencia “La alimentación de nuestros hijos” de Montse Bradford. Un libro que recomiendo a papás y mamás interesados en la cocina energética y del que se pueden obtener no sólo conceptos teóricos sobre la nutrición y el desarrollo de nuestros hijos, si no que tendremos a nuestra disposición un recetario completo y adaptado a las diferentes etapas del crecimiento, desde recién nacidos hasta adolescentes.

Tras leer el libro de Montse Bradford y charlar con compañeras del grupo de crianza nos pusimos manos a la obra y nos pusimos a preparar los cereales. Y como el proceso no es complicado y los beneficios son grandes, voy a contaros como lo hacemos nosotros.

Lo primero es adquirir los ingredientes, una tarea sencilla porque en su versión más básica son:

    • Arroz integral
    • Avena
    • Quinoa
    • Alga Kombu

Preferentemente de cultivo biológico certificado, se que eso encarece un poco el producto, pero las cantidades utilizadas no son elevadas y creo que merece la pena. Como tercer cereal, en vez de quinoa también podemos emplear cebada o mijo.

Una vez tengamos los ingredientes los mezclamos según la siguiente proporción, media taza de arroz integral, un cuarto de avena y otro cuarto de quinoa y los lavamos varias veces en un bol, tantas como haga falta para que los cereales no dejen residuos en el agua. Durante la noche los dejamos a remojo con un trozo de alga Kombu; la cantidad de agua a utilizar irá en función de la edad de nuestro bebé (o bebés en el caso de mis mellizos), por cada taza de cereal: 10 tazas de agua entre 5 y 6 meses, 7 tazas entre los 7 y 8 meses, 5 tazas entre los 9 y 10 meses, 4 tazas a los 12 meses y 3 tazas a los 18 meses.

Al día siguente los cocemos a fuego lento durante un par de horas, con la tapa de la olla para que no se evapore más agua de la necesaria. Al terminar preparamos la papilla de cerales, que tendrá más o menos consistencia según la edad. Para 5 y 6 meses preparamos una leche de cereal prensando con una gasa de algodón bien limpia y desechando toda la pulpa. Ahora mismo, para los 7 y 8 meses, hacemos una crema pasando los cereales por un colador fino y desechamos el salvado. Entre los 9 y 10 meses se empieza a hacer un puré con un pasa purés de agujeros grandes y desechamos aún el salvado. Con 12 meses se usa un tenedor para hacer el puré más grueso y ya a los 18 meses se deja entero tal como sale de la cocción.

Como véis es una receta evolutiva que va satisfaciendo las necesidades y contemplando las posibilidades de masticación y digestión de nuestros hijos. Nosotros mezclamos los cereales con puré de verduras o de frutas completando así su dieta.

¿Os animáis a hacer vuestros propios cereales en casa? ¿Qué os parece la propuesta?

Anuncios

12 pensamientos en “Cereales para bebés: ¿los hacemos en casa?

  1. Muy interesante, nosotros no lo hemos hecho exactamente así pero tampoco hemos utilizado los cereales de farmacia, Emma no ha tomado nunca papillas por sistema, así que tomaba arroz muy pasadito, quinoa cocida, pasta de arroz al principio, cuándo podíamos con el gluten ya galletas, pasta normal, panes, más adelante bizcochos, hojaldres… vamos los mismos cereales que tomamos nosotros normalmente. Desde luego que las papillas de farmacia con tantísmo azúcar no es adecuada, así que habrá que buscar alternativas. Por cierto, con lo que me entran dudas es con el alga, tenía entendido que tenían demasiado yodo para ellos, es un tipo concreto de alga que sí pueden tomar? Realmente pensando en los bebés japoneses imagino que sí tomarán… estupenda entrada, como siempre!

    • Nuestro planteamiento es el tuyo. Creemos que deben comer los mismos alimentos que comemos en casa, eso sí, adaptados a sus posibilidades. Y sobre todo evitar el consumo de azúcar que está presente en casi todo los alimentos procesados industrialmente.
      Respecto al alga: nosotros usamos un trozo del tamaño de un sello. Le aporta minerales y complementa así el alimento.

  2. Yo aún no soy madre, me faltan unos días para traer al mundo a nuestro bebé! Soy muy partidaria de cocinar en casa todo lo que se pueda, que si te organizas no quita demasiado tiempo y aumenta muchísimo la calidad. Pero mi sensación es que los cereales se introducen como alimentación complementaria, para que vayan aprendiendo poco a poco a comer normal… ¿Las papillas de cereales les ayuda aprender a comer normal?

  3. Mi hijo (ahora 18 meses) apenas probó los cereales de farmacia, tampoco le gustaron. Además como aún tomaba teta los probé a hacer con agua y eran malos malos… Así que empezamos casi directamente con el arroz integral, maizena… y enseguida con galletas y pan. También probé a ponerle corn flakes (sin azucar) en los yogures, los hacia pedacitos y al yogur, enseguida se ponen blanditos y le gustó mucho.
    Potitos, lo mismo, tomó pocos, algún finde que comíamos fuera y no me daba tiempo a preparlos, pero al cumplir el año dijo que potitos para mamá y ya cuando ibamos por ahi comía lo mismo que nosotros. La verdad es que la alimentación complementaria al principio asusta un poco, pero es poco tiempo, enseguida van comiendo de todo y es una etapa que pasa rápido

  4. Voy a echar un ojo al libro, porque justo el otro día consultaba en el blog el tema de ideas de recetas. Así que gracias por la sugerencia. A mi me llama la atención la cantidad de azúcar, sal, etc que tienen los alimentos para bebés en España. Y lo que es peor, lo poco consciente que es la gente de ello. Aquí en Austria es muy diferente, y las opciones que se venden de alimentos para niños son saludables y nutritivas. Yo compró aquí un muesli para niños a partir de 1 año sin nada de azúcar y biológico, que en España no consigo encontrar. Y cuando pregunto en las farmacias cuando voy a España, me miran como si estuviera loca. Incluso a la simple pregunta de si tienen alguna papilla o cereal sin azúcar, muchas me dicen que no saben, que mire lo que pone en los envases. Me sorprende el desconocimiento o desinterés que hay sobre estos temas. Un beso y buen fin de semana

  5. A pesar de tener el libro de Monste Bradford de referencia nunca hicimos los cereales, me parece una idea genial. Para los que no conozcan el libro lo recomiendo, tanto de consulta como por las recetas.

  6. Me interesa ese libro!!
    Y cómo hemos abandonado la maravillosa Dieta Mediterránea para comer todo envasado, tanta proteína animal desde chiquitos, tanto conservante, colorante, aditivo…por no hablar del exceso de azúcar y luego te dicen que sus hijos están bien alimentados….
    Te cuento ahora que estoy en Croacia, en qué consiste el desayuno croata, bien antiguo: Polenta, yogur líquido(natural) y manzana. De hecho, mucha gente hace el yogur en casa. Es normal. Sin yogurtera. Y la polenta, cuántos la conocen?. Es que hay tantos alimentos y sólo se come lo mismo.
    Por cierto, la avena es un superceral, bien completo.
    Saludos!

  7. Es casi un hecho que a mi hijo no le gusta la textura de las papillas, le da arcadas. Pero no enitiendo bien como con la leche de cereal recibe los nutrientes. Yo pensaba que en la pulpa iba tambien la fibra.

    • Perdona el retraso en la respuesta. Ante todo informarte de que no soy ningún profesional en temas de salud y nutrición, sólo un padre con ganas de hacer las cosas bien en la crianza de sus tres hijos y que aborda este y otros temas desde su experiencia.

      La pulpa del cereal sólo se deshecha en el primer estadio de 5 a 6 meses, pues sólo necesitamos que conozcan sabores y otras formas de deglutir que no son la lactancia materna, que es su fuente de nutrientes en exclusiva hasta ese momento. De los 6 meses al año iremos gradualmente introduciendo la alimentación complemetaria. Es muy importante recordar que es “complementaria”, es decir, que su fuente principal nutricional sigue siendo la lactancia a la que complementa con otros alimentos.

      Respecto a las arcadas: creo que hay que tomarlo con paciencia y mucho cariño, sin prisas y dejando que sea bebé quien decida comer, probar, explorar. Tu ofrécele la comida sin forzarle, ponla a su disposición, cuando bebé esté preparado la recibirá de buen gusto.

      Espero que te sirva de ayuda.

  8. Suculento, lo pondré en práctica. Una acotación, el gluten no debe ser incorporado a la dieta del bebé antes de los 8 o 9 meses, para evitarnos reacciones alérgicas o riesgo de celiaquía. Antes la receta funciona perfecto solo con el arroz, si es integral u orgánico mejor, pues el procesado también puede contener gluten. ¡Gracias!

    • Hola Holanda,
      me alegra mucho que te interese la receta evolutiva de cereales. El tema del gluten es algo controvertido, pues en mi entorno siempre se transmite que se debe incorporar no antes de los 6 meses y no después de los 8, precisamente por las mismas razones que tu expones.

      Desde luego la receta funciona si los cereales son de origen orgánico e integrales, será un poco más caro, pero merece muchísimo la pena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s